¿Y si creamos a nuestro personaje femenino?

Anna, mineróloga apasionada.

Les emociona el reto de crear al personaje femenino que incorporarían en la obra.

Piensan en su perfil profesional y en su carácter más que en el físico. Pero ésta es una idea que ha ido evolucionando con la lectura, porque en su comienzo la característica más importante que debía poseer era la de ser "bien agraciada físicamente y ágil".

Una Graüben aventurera con los ojos más azules que el propio Mediterráneo.

Ahora quieren una experta geofísica con la especialidad de sismología, capaz de sacarles de algún entuerto sin mucha dificultad. Han investigado sobre las herramientas y aparatos que precisaría y el resultado final ha sido...

Emma: independiente, sociable, solidaria, inteligente, decidida, curiosa, nada vanidosa, experta, reflexiva e infatigable compañera; características que la hacen capaz incluso de liderar el equipo aventurero.

Emma, nuestra intrépida sismóloga.


Fanny, otra propuesta para nuestro personaje.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Sus dudas y las emocionantes respuestas de JASES

Un día en la vida de Jane

De Steventon a la casita de ladrillos rojos...