Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2018

Salvando planetas primordiales

Imagen
Habían pasado tres días desde que conocí al Principito, y cada vez que conversábamos me sorprendían sus sabios comentarios y sus afinadas preguntas.
                  - ¿Es bien cierto, verdad, que los corderos comen arbustos?                   - Sí, es cierto.                   - ¡Ah! Me alegro.
No entendí por qué era tan importante que los corderos comiesen arbustos, pero el Principito agregó:
                 -Entonces, ¿comen también baobabs?

Analicemos juntos el capítulo V y reflexionaremos sobre la fundamental ocupación y fuente de preocupación del Principito por salvar su pequeño planeta.
Veréis, sé que os entusiasman las leyendas. A mí también. Su magia abre nuestra mente, es un impulso para adentrarnos en territorios desconocidos que nos pueden aportar un estado de ensoñación que fácilmente se arraiga a una mirada soñadora (como la que compartimos) y a la vez podemos aprender de los consejos más sabios que transmiten sus palabras. Recuerdo un cuento tradicional africano que leí hace…