¡Hemos recibido una carta!

El mundo literario está cargado de magia, de ilusión, de esperanza, también de viajes inesperados, de sorpresas. Y hablando de sorpresas... ¡hoy hemos recibido una emotiva carta!



Jane Austen se presenta ante vuestros hijos como uno de ellos, recordando cómo empezó su determinación de ser escritora; animándolos sobre todo a que la lectura forme parte de su día a día, para que vivan vidas y mundos diferentes creados especialmente para grandes lectores. Como dice nuestro ilustre paisano, Arturo Pérez Reverte en una de sus patentes de corso: "La lectura permite advertir cosas que quienes no leen no pueden ver".

Y así comienza nuestra querida Jane...

Queridos niños:
Nací un 16 de diciembre de 1775 en un pueblecito de Inglaterra y en una familia numerosa de ocho hijos. ¡Yo fui la séptima!
Mi padre era pastor anglicano y además daba clases a chicos de familias que tenían bastante dinero. Mi gran suerte fue que tanto Cassandra (mi única hermana) y yo, recibimos la misma educación que mis hermanos.
¡Para mí la biblioteca de mi padre era un lugar mágico!
Cuando aprendí a leer descubrí un universo de aventuras y vivencias que me dejaron ensimismada. Desde muy pequeña comencé a crear mis propias historias, y muchas veces se las leía a mi familia como entretenimiento. Mis hermanos representaban papeles de personajes inventados por mí y pasábamos momentos muy divertidos. ¡Os animo a leer mucho!
Siempre me gustó observar a los mayores, escuchaba sus conversaciones, intentaba comprender sus reacciones y para mí eran verdaderas lecciones de vida. Las emociones siempre ocuparon un lugar muy importante en mi interior, y también en mis novelas.
Desde muy joven comencé a darme cuenta de algunas injusticias que me rodeaban por el hecho de ser mujer. Teníamos muy difícil poder estudiar, no podíamos trabajar y hasta incluso la mayoría de las veces ni podíamos heredar lo que con tanto esfuerzo habían conseguido nuestros padres. Nuestros hermanos sí, e incluso otros parientes que fuesen varones antes que nosotras. Así que la salida de muchas de las chicas que me rodeaban era casarse por interés con alguien que les asegurase casa y comida. Aunque no se conociesen demasiado ni se amasen.
Yo fui una mujer diferente, valiente y comprometida con mi forma de pensar y así creé a las protagonistas de mis novelas. Mis heroínas eran mujeres diferentes pero con algo en común: querían vivir y conocer el amor verdadero.
Con  mi esfuerzo y la ayuda de mi padre y hermanos, logré mi sueño: ser escritora y que el mundo disfrutase con mi imaginación y mis palabras.
Anne, Charlotte, Catherine viven en mis libros para que niños como vosotros, que muy pronto seréis hombres y mujeres, las conozcáis, las comprendáis y a lo mejor hasta os sirven como ejemplo de vida.
Yo soy la escritora de "Sensatez y sentimiento", "Orgullo y prejuicio", "Emma", "La abadía de Northanger", "Persuasión", "Mansfield Park", "Lady Susan" y "Sanditon", aunque ésta última no pude acabarla porque enfermé y desaparecí de este mundo un 18 de julio de 1817.
                                                              Jane Austen (una dama)
PD. Un mundo de historias os esperan para haceros tan felices como me hicieron a mí.







Comentarios

Entradas populares de este blog

Sus dudas y las emocionantes respuestas de JASES

Un día en la vida de Jane

De Steventon a la casita de ladrillos rojos...